HEKLO es el Universo que el Eterno creó cuando aún no existía más que él mismo.

Veintiséis planetas agrupados en cuatro grandes sistemas que con el tiempo fueron evolucionando y adoptando características únicas.

Posteriormente surgiría la vida en ellos a través de las nueve razas.

Existe un  sol que provee de calor al Universo Original, y según dicen, el único mapa que se pudo realizar de Heklo, lo dibujó el legendario cartógrafo Geordin desde la esfera solar. Ese es el motivo por el que no aparece en dicho mapa.

Lejos de los confines de Heklo no hay más que un vacío, una nada, donde más tarde aparecerían Los Mundos Profanos.

Heklo